Saltar al contenido

Cómo disfrutar al máximo un viaje con los niños

Las vacaciones familiares son uno de los proyectos más esperados por los niños cada año. Muchas familias hacen de la planificación del viaje una dinámica de motivación e integración  que fortalece la unión y el compartir en casa. En este artículo ofrecemos algunos tips para garantizar el disfrute antes, durante y después de las vacaciones.

Lo primero es la selección del lugar. Este episodio puede significar una comida especial donde cada quien proponga los lugares que desea conocer. Este diálogo es importante y enriquecedor para compartir ilusiones, así como reflexionar sobre la inversión y los preparativos que hay que tener en cuenta.

Una vez seleccionado el destino,  se comienza a alistar el traslado. Si el viaje es en el auto familiar, convendrá asegurarse de que todos vayan cómodos y que se pueda guardar con seguridad todo el equipaje. Si el traslado es aéreo o marítimo, hay que buscar  las mejores ofertas y reservar con tiempo.

Cuando se acerca la fecha, los niños pueden colaborar seleccionando el vestuario y disponiendo las prendas en un lugar específico para armar la maleta,  así los adultos pueden revisar la indumentaria y asegurarse de que es la adecuada y necesaria. Algo muy importante es preparar el botiquín de primeros auxilios y los medicamentos si algún miembro de la familia debe seguir un tratamiento en particular.

Antes de salir de viaje, los adultos pueden coordinar y distribuirse la atención y cuidado de los niños. Esto es muy útil si se viaja en avión o en barco, pues se puede asegurar que los pequeños estarán atendidos y vigilados en todo momento.

Durante el viaje conviene mantener la atención sobre los niños. Si se va a la playa no deben faltar los flotadores y el protector solar. Si el destino es la montaña es bueno proveerles de ropa cómoda y segura y no olvidar las lociones y aerosoles para evitar las picaduras de insectos. En lugares fríos tener a la mano bufandas, guantes y gorros para asegurar que se mantendrán abrigados.

Al regreso de las vacaciones,  el recuerdo de la aventura puede motivarlos a hacer dibujos o cuentos y por supuesto, las  fotografías y videos pueden ser el motivo de una o varias veladas en familia.

Deja un comentario

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.plugin cookies

ACEPTAR
Aviso de cookies